Ácido hialurónico y Bótox: la combinación perfecta para rejuvenecer tu piel

mujer-botox-acido-hialuronico

El paso del tiempo trae consigo una mayor flacidez en la piel del rostro, la aparición de arrugas y, habitualmente, signos de cansancio.

En los últimos años, la medicina estética ofrece diferentes soluciones para paliar las señales visibles del envejecimiento en el rostro y prevenir la aparición de estas, con el uso de sustancias como el ácido hialurónico o la toxina botulínica, también conocida como bótox. Pero, ¿sabías cuáles son las ventajas de combinar ambos tratamientos?


¿Para qué sirven el ácido hialurónico y la toxina botulínica?

A pesar de que ambas sustancias llevan bastante tiempo empleándose en las consultas de medicina estética, todavía sigue existiendo bastante confusión en lo que se refiere a sus propiedades y aplicaciones.

Acido Hialurónico: 

El ácido hialurónico es una sustancia natural que ya se encuentra en muchos tejidos y órganos del cuerpo humano, siendo una de sus propiedades más importantes la capacidad para atraer y retener el agua, manteniendo de esa manera los tejidos en condiciones óptimas y permitiendo que la piel esté tersa e hidratada.

Con el paso del tiempo disminuye la cantidad de ácido hialurónico en nuestros tejidos, lo que provoca la pérdida de elasticidad y de firmeza. Por ello, con los procesos naturales de envejecimiento aparece el descolgamiento y la flacidez de los tejidos, que ofrece en nuestra piel una imagen de mayor edad. 

Debido a esto, los rellenos con ácido hialurónico suponen un procedimiento muy eficaz para restaurar la pérdida de volumen que sufre nuestro rostro con el paso de los años y modificar algunas características del mismo, con el objetivo de que se muestre más atractivo y juvenil.

Bótox

Por otro lado, la toxina botulínica, se usa para lograr la paralización parcial de ciertos músculos del rostro, frecuentemente los del tercio superior, con el objetivo de disminuir o suavizar las arrugas de expresión o de prevenir la aparición de estas.

El uso de la toxina botulínica combate de forma muy efectiva el envejecimiento facial, evitando la formación de las arrugas que se producen con los gestos faciales y obteniendo como resultado un rostro más juvenil y relajado

banner-promo-acido-hialuronico-botox-las-palmas

 

¿Qué ventajas ofrece un tratamiento combinado de ácido hialurónico y toxina botulínica?

Tal y como hemos visto, las dos sustancias de las que hablamos tienen propiedades e indicaciones diferentes en el contexto de una tratamiento de medicina estética.

  • La toxina botulínica es ideal para relajar las arrugas provocadas por el movimiento de los músculos del rostro.

  • El ácido hialurónico rellena, hidrata y aumenta las arrugas estáticas y los labios.

  • El ácido hialurónico es el tratamiento de elección en el caso de que se presenten arrugas de expresión con surcos muy profundos, en las que el bótox no sea suficiente para disimularlas, ya que ayudan a recuperar volúmenes en el rostro.

  • Los músculos relajados con toxina botulínica permiten que las infiltraciones de ácido hialurónico permanezcan mayor tiempo y tenga un efecto más visible. 

  • Además, permite eliminar pequeñas líneas de expresión que tras la aplicación del bótox aún quedan visibles, permitiendo mejorar los resultados finales.

  • Ambos procedimientos son rápidos, indoloros y con efectos visibles rápidamente, y permiten hacer vida normal casi de inmediato.

Dadas sus diferentes indicaciones y cómo actúa una sustancia en relación a la otra, un tratamiento combinado con toxina botulínica y ácido hialurónico, aplicado de forma adecuada y con las dosis pautadas por el profesional, permitirá:

  • Un rejuvenecimiento y embellecimiento del rostro.

  • Una piel más natural, juvenil y armoniosa. 


Consulta más información sobre los tratamientos combinados con toxina botulínica y ácido hialurónico y las ventajas que aporta dicha combinación. 

 

Compartir:


Últimos Posts