Beneficios del ácido hialurónico para la piel

acido-hialuronico-ikigai-las-palmas

 

El ácido hialurónico es una sustancia que existe de forma natural en nuestro cuerpo, especialmente en los tejidos conectivos como son la piel, los líquidos sinoviales, los ojos etc. En concreto, es un glucosaminoglucano, es decir, un tipo de azúcar de gran tamaño. Se encuentra en el tejido extracelular, formando hasta casi un 50% del mismo, sobre todo cuanto menor sea la edad.  

Su presencia dentro de todos estos tejidos atrae una gran cantidad de agua entre sus moléculas, lo que aporta un relleno de la zona en la que se encuentra, dando. Por eso, es una sustancia muy apreciada dentro de cualquier centro de medicina estética. 

Lo que ocurre es que con el paso del tiempo la cantidad de ácido hialurónico va disminuyendo en los tejidos, por lo que se va perdiendo la elasticidad y la firmeza. De esta forma, aparece la tan temida flacidez y el descolgamiento de los tejidos, que termina por dar una imagen de mayor edad. 

Por eso, el ácido hialurónico se ha convertido en uno de los aliados principales de los centros de estética para rellenar las zonas en las que aparece esta tan temida flacidez y arrugas.

A través de este post comentaremos algunos de sus múltiples beneficios para nuestra piel: 

Lo que el ácido hialurónico aporta a tu piel

El agua ocupa un espacio que rellena los espacios donde aparecen las arrugas y la flacidez en la piel. El ácido hialurónico lo que hace es atraer esta agua y rellenar los espacios.

Tipos de ácido de hialurónico

Hay dos tipos de ácido hialurónico que comentaremos a continuación: 

-Ácido hialurónico reticulado: la densidad es de tipo gel, lo que le aporta una mayor estabilidad (de hasta 9 meses en el mejor de los casos)

-Ácido hialurónico no reticulado: su estabilidad es menor aunque el efecto es igual de visible (de hasta 3 meses de duración)

El ácido hialurónico y su papel en la medicina estética

Muchos de los cosméticos utilizados contienen entre sus ingredientes ácido hialurónico por las propiedades que hemos ido mencionando. Su principal función es mejorar la hidratación de la piel ya que evitan que se pierda el agua de la misma. 

Cuando se utilizan cremas y otros cosméticos con contenido en ácido hialurónico estaremos muy probablemente retrasando la aparición de las arrugas y aumentando la elasticidad de nuestra piel. 

En el caso de que las primeras arrugas ya hayan aparecido o notemos que la elasticidad de la piel se ha ido perdiendo, podemos recurrir a otros métodos estéticos más eficaces. 

Inyección de ácido hialurónico

Dada la seguridad de su uso por ser un componente de nuestra propia piel, cada vez se utilizan más las inyecciones de ácido hialurónico en cualquier centro de bienestar y de estética, hasta el punto de que han terminado por sustituir casi por completo a la toxina botulínica. 

El ácido se inyecta de forma intradérmica, es decir, entre las capas de la propia piel. Al hacer esto el ácido comienza a estimular las células que se encuentran en la zona, principalmente a los fibroblastos, que comienzan a producir una mayor cantidad de colágeno. Este efecto sumado a la propia retención de agua implícita con la que cuenta el ácido, terminan por mostrar unos efectos casi inmediatos en cuanto a elasticidad y volumen en la zona. 

Pero por desgracia, el efecto no dura para siempre. La cantidad de ácido va disminuyendo poco a poco hasta terminar por desaparecer, algo que sucede más o menos a los seis meses en función del tipo de ácido que se utilice. Es en este momento cuando se puede volver a repetir la inyección de ácido hialurónico de forma intradérmica con total seguridad para notar nuevamente todos los efectos que hemos ido mencionando.
 

Usos del ácido hialurónico

Aunque el ácido hialurónico se encuentra formando parte de toda la piel de nuestro cuerpo, dentro de los centros de medicina estética se utiliza sobre todo en una serie de zonas donde aparecen más frecuentemente las arrugas, como son: 

-Ácido hialurónico para las comisuras de los labios y el contorno de los mismos para aumentar su volumen. 

- Ácido hialurónico para relleno facial para:

-Las arrugas de expresión de la zona del entrecejo. 

-Las patas de gallo de alrededor de los ojos. 

-Arrugas de expresión de la zona de la frente. 

-Los surcos que se forman alrededor de la nariz. 

De todas formas, este ácido puede ser utilizado en cualquier tipo de parte del cuerpo. 

Confía en los especialistas

Lo que es muy importante a la hora de recurrir al ácido hialurónico es hacerlo a través de especialistas. Por ello te recomendamos que acudas al lugar donde se encuentran médicos especialistas en nuestro centro de medicina estética y centro de odontología. Nuestro equipo estará encantado de ayudarte a ponerle fin a esas antiestéticas arrugas con la ayuda del ácido hialurónico de forma segura. ¡Te estamos esperando!

 


Compartir:


Últimos Posts