La ortodoncia invisible: Qué es y cuáles son sus ventajas

Ortodoncia-invible-ikigai-las-palmas

La ortodoncia invisible es una de las mejores alternativas si quieres lucir una sonrisa bonita y bien puesta. Cada vez son más las personas que deciden mejorarla y cuidar la salud de su boca, por lo que optan por un tratamiento de ortodoncia, el cual ayuda tanto estética como funcionalmente. En este post queremos explicarte en qué consiste este tipo de ortodoncia, en qué se diferencia y cuáles son sus principales ventajas.

Qué es la ortodoncia invisible

Es un tratamiento que consta de unos alineadores que apenas se aprecian. Por tanto, resulta mucho más estético que la ortodoncia convencional. Estos alineadores se pueden extraer y el especialista los cambia cada cierto tiempo hasta que se haya finalizado el tratamiento y los dientes se hallen totalmente alineados. Actualmente es una de las mejores opciones si buscas un tratamiento que no afecte a la estética de tu boca.

Al tratarse de un tratamiento de ortodoncia, no solo tiene una finalidad estética, sino también funcional. Es decir, te ayudará no solo a mejorar el aspecto de tu sonrisa, sino también a solventar problemas relacionados con la mal oclusión o con la mordida.

¿En qué se diferencia de otros tipos de ortodoncia?

Su principal diferencia es que este tratamiento consiste en la colocación de férulas o alineadores transparentes en la boca, a diferencia de los brackets de metal que se utilizan en la ortodoncia convencional. Además, son extraíbles y se moldean a la medida de cada paciente, por lo que la comodidad es máxima.

Asimismo, estos alineadores se cambian cada cierto tiempo, adaptándose a la situación de los dientes con el fin de que el tratamiento progrese adecuadamente. En cuanto a la efectividad, son igual de efectivos que otros tipos de ortodoncia, por lo que constituye una gran opción para solucionar problemas de estética o problemas de salud.

Cuáles son sus ventajas

Las ventajas de utilizar este método son múltiples, no solo a nivel estético sino también en cuanto a comodidad. Toma nota de sus beneficios más sobresalientes:

  • Tratamiento estético. Como hemos mencionado, una de las principales ventajas es que se trata de un método estético para corregir la sonrisa, gracias al uso de alineadores o férulas transparentes que no se aprecian. Resulta idóneo para aquellas personas que desean un tratamiento de ortodoncia pero que no quieran llevar los tradicionales brackets de metal.

  • Está hecho a medida. Está especialmente realizado para la forma de tus dientes, y cada cierto tiempo se reemplaza. Con cada cambio, tus dientes se irán progresivamente colocando en su posición correcta hasta que el tratamiento haya cumplido con su cometido, logrando un resultado óptimo. 

  • Sus alineadores son removibles. Con este tipo de ortodoncia, podrás quitarte los alineadores cuando quieras comer o cepillarte los dientes. Incluso, puedes realizar una limpieza dental más profunda utilizando hilo dental, algo que difícilmente puede llevarse a cabo si llevas una ortodoncia fija como los brackets. 

  • Mayor comodidad. Uno de los mayores inconvenientes de utilizar brackets son las molestias y heridas que ocasionan. Con este tratamiento te sentirás más cómodo, dado que no provoca roces, llagas o heridas. Por tanto, no tendrás molestias ni en la encía ni en el interior de la boca.

    Además, es muy cómodo, ya que las férulas se cambian una vez al mes, y en determinados casos incluso no es necesario acudir al centro para hacerlo, sino que puedes hacerlo tú directamente desde casa siguiendo las indicaciones del especialista.

  • Muy eficaz. Al igual que con la ortodoncia fija, podrás observar que tus dientes van modificando su posición, por lo que desde el inicio del tratamiento vas a notar los resultados. En consecuencia, se trata de una técnica igual de efectiva y satisfactoria, con la ventaja de que resulta invisible.

  • Adaptación rápida. Los pacientes que deciden someterse a esta alternativa aseguran que se acostumbran rápidamente, por lo que el proceso adaptativo es mucho más ligero.

  • Menos efectos secundarios. Al acabar el tratamiento, el paciente puede observar que tiene menos efectos secundarios como pueden ser manchas en sus dientes, gingivitis o caries, ya que la limpieza diaria es mucho más fácil y rápida.

  • Apta para personas con alergia a los metales. Los brackets fijos pueden ocasionar alergias, irritaciones y heridas en algunos pacientes, algo que no sucede con este tratamiento invisible al carecer de piezas metálicas.

  • No tiene tantos efectos secundarios indeseados cuando se finaliza el tratamiento. Con la ortodoncia tradicional pueden aparecer problemas como la gingivitis, caries, manchas en las piezas dentales, etc. Estos problemas se ven reducidos gracias a este método invisible, ya que permite una limpieza bucal más óptima. 

¿Para qué casos está recomendada?

Gracias a los avances que existen, este tratamiento puede resolver casi todos los problemas de malposición dental. Sin embargo, para conseguir resultados óptimos, es muy importante que la persona que inicie el tratamiento sea constante y lleve los alineadores colocados entre 20 y 22 horas al día, de tal forma que solo los retire para comer, beber y realizar la limpieza bucal. En general, todos los pacientes pueden optar por realizarse este tratamiento, incluso niños y adolescente


¿Puedo solicitarla en mi centro de odontología?

Si decides cambiar tu sonrisa, el primer paso es hablarlo con un profesional de tu centro de odontología, quien determinará qué tratamiento es el más adecuado en tu caso. Si lo que buscas es una opción cómoda, estética y que sea efectiva, la ortodoncia invisible puede ser la solución. Eso sí, primero debe determinarlo un experto.

Como ves, la ortodoncia invisible es actualmente uno de los mejores tratamientos para corregir la forma de nuestros dientes y conseguir una sonrisa mucho más bonita y saludable. Te animamos a visitarnos para asesorarte en profundidad sobre esta alternativa y resolver todas tus dudas. ¿Te animas? 

 

Compartir:


Últimos Posts