PRP centrado en la aplicación facial, usos y beneficios

 

PRP-IKIGAI-ESTETICA


El PRP o bioestimulación con plasma rico en plaquetas es uno de los productos más utilizados, desde hace unos años, en cualquier centro de medicina estética debido a todas las ventajas y usos que presenta. Hoy, te hablaremos sobre los beneficios que tiene contra el envejecimiento cutáneo.

Como es un producto que se obtiene de los propios pacientes, no ocasionará rechazo o alergia. Para aplicarlo, solo es necesaria una valoración dermatológica por los especialistas, una exploración física y reunir la historia clínica.

¿En qué consiste el tratamiento con plasma rico en plaquetas?

En primer lugar, debes saber que es un tratamiento ambulatorio y no es necesario un ingreso. Se extraen, igual que en una analítica corriente, unos pocos centímetros cúbicos de sangre. Posteriormente, los tubos se colocan en una centrifugadora y se separa la sangre en diferentes partes.

Se utilizará el PRP y, a través de unas finas agujas, se infiltrará la zona de la piel que se pretenda tratar. Antes, se añadirá un compuesto cálcico que active las plaquetas y que libere los factores de crecimiento.

Con esta técnica se obtienen grandes resultados y es muy poco dolorosa. Los factores de crecimiento son los encargados de facilitar que lleguen más nutrientes a esta zona y se aumente la cantidad de elastina y colágeno, que son los encargados de sustentar la piel.

Este tratamiento para combatir el fotoenvejecimiento o el cronoenvejecimiento, aumenta la luminosidad y elasticidad del rostro, al tiempo que reduce las arrugas y la flacidez.

¿Quién es el candidato ideal para este tipo de tratamiento?

Es recomendable tanto para hombres como para mujeres y no se necesita ningún tipo de preparación previa. Tras el tratamiento, los pacientes se pueden reincorporar de manera inmediata a su vida laboral y social sin que haya ninguna cicatriz, marca o enrojecimiento.

¿Es necesaria una valoración previa antes del tratamiento?

Lo cierto es que sí se necesita una evaluación médica. Es necesario conocer tus antecedentes personales, sobre todo la medicación o enfermedades que puedas sufrir y que puedan interferir de manera negativa en el tratamiento. Por ejemplo, aumentará el riesgo de padecer hematomas si consumes anticoagulantes o antiagregantes.

Por otro lado, se debe valorar el tipo de arrugas, su localización y tus expectativas como paciente, así como los tratamientos previos y posteriores. Además, esta técnica se puede combinar con otras como el bótox o los rellenos de ácido hialurónico.

¿A partir de qué edad se recomienda este tratamiento?

Lo habitual es realizarlo a partir de los 30 años. Es en este momento cuando tu piel comienza a perder su poder de regeneración y los primeros signos del envejecimiento son visibles. Se puede aplicar tanto como tratamiento regenerador en una piel envejecida o como preventivo en una piel joven.

¿Cuántas sesiones se necesitan y cuándo se ven los resultados?

Para poder concretarlo es necesario una valoración individual de cada paciente, pero se realizan una media de tres o cuatro sesiones separadas en un mes o mes y medio. Para mantener los efectos, es necesario realizar sesiones de recordatorio.

Los resultados completos serán más visibles unas semanas después de la sesión, pero desde el primer día podrás apreciar una mejoría notable, sobre todo en un aumento de la luminosidad. 

Beneficios del plasma rico en plaquetas

La ventaja principal de este tratamiento ya se ha mencionado al principio del artículo, como es un tratamiento autólogo (el PRP se obtiene del propio cliente), no habrá reacciones alérgicas o rechazos. Pero hay otras dignas ventajas a mencionar.

  • Aumenta tu producción de colágeno. Gracias a ello, se regenera la piel y se reducen las arrugas y las marcas de acné o manchas se disimulan, pudiendo.

  • Favorece la producción natural de elastina, que es una sustancia necesaria para que tu piel mantenga toda su elasticidad e impida que se formen nuevas arrugas o líneas de expresión.

  • Es un tratamiento preventivo y regenerativo. Esto facilita que se pueda utilizar por cualquier persona mayor de 30 años para poder frenar y evitar las primeras señales del envejecimiento.

  • El efecto del plasma rico en plaquetas tonifica los músculos, por lo que la piel recupera su tonicidad y firmeza, manteniéndose en su lugar.

  • Es un tratamiento ambulatorio que se realiza en menos de una hora, que no ofrece ningún tipo de efecto secundario y que, tras la sesión, te permite seguir con tu vida normal, apreciándose un cutis más saludable.

Por lo tanto, un tratamiento con PRP te ayudará a conseguir un rostro joven, hidratado y luminoso. Contacta con nosotros para una primera valoración y disfruta así de todos sus beneficios.

 


Compartir:


Últimos Posts