Una vida sin estrés, tu mejor objetivo

IKIGAI by Hospitales San Roque cuenta entre su oferta de tratamientos con un plan de una hora de relajación contra el estrés

gabinete-antiestres

¿Quién no se ha sentido estresado en algún momento? En muchas ocasiones es difícil compaginar las múltiples responsabilidades que asumimos en nuestra vida cotidiana, tanto en lo profesional como en lo privado. Obligaciones que nos demandan dar lo mejor de nosotros mismos y que nos restan tiempo para cuidarnos. Por eso, el Gabinete Antiestrés de IKIGAI, el centro de belleza, odontología y bienestar de Hospitales San Roque ubicado en la sexta planta de El Corte Inglés, puede ser “tu mejor aliado contra el estrés”, afirma el doctor Juan Carlos Durán.

El estrés nos resta equilibrio y salud, nos volvemos más irritables, es más difícil conciliar el sueño. El estrés también puede manifestarse en forma de cefaleas y falta de concentración. Debemos aprender a desestresarnos”, añade el experto, ya que la “prevención” es “el secreto” de una vida más saludable.

“No todo el estrés es malo, ya que a medida que aumenta el estrés, también aumenta nuestro rendimiento. Sin embargo, llega un punto en el que dicho estrés se vuelve en contra, el rendimiento decae marcadamente y entramos en “distrés”. Si este estado se mantiene en el tiempo, entramos en estrés crónico que, a lo largo de mucho tiempo, años, contribuye a la génesis de enfermedades crónicas severas. Y muchas veces no somos conscientes de ello. Por tal motivo, en IKIGAI apostamos por la prevención”, señala el doctor Durán.

En el Gabinete Antiestrés, cada cliente podrá saber qué grado de estrés está sufriendo y cómo reducirlo. “Después de una sesión de una hora de duración, dividida en tres partes, el cliente saldrá absolutamente relajado”, afirma el doctor Durán, y entonces comprenderá “qué grado de estrés tenía al llegar”.

Fases de la sesión:

Antes de iniciar la sesión, el equipo médico y técnico de IKIGAI hace una entrevista para detectar los signos o síntomas del estrés, aún los más leves, que suelen pasar desapercibidos. Tras ello comienza la primera parte de la sesión. “En bata y en un ambiente muy cálido y confortable, el cliente se recuesta en una camilla con un casco especial a través del cual se le estimula visual y auditivamente para la relajación, sumado a un masaje craneal/cervical. Al mismo tiempo, recibe reflexología podal manual en ambos pies, con lo que se logra, añade el experto, “una relajación profunda”.

En la segunda parte del tratamiento/terapia se sustituye el casco por un sensor en el lóbulo de la oreja para valorar el grado de coherencia cardíaca. “El cliente hará una meditación guiada para que conecte con todas las partes de su cuerpo mientras controla su respiración”, señala el doctor Durán. A través de la tecnología -el sensor está conectado a un ordenador- “vemos qué grado de respuesta va dando el cliente”. “No hay ningún aparato que cuantifique o mida con exactitud el estrés que padecemos, pero sí podemos detectar la respuesta a la relajación que se consigue con el casco y la meditación guiada”, abunda.

“Al concluir, el cliente va a sentirse muy relajado y eso le va a indicar lo estresado o estresada que estaba antes de entrar”, explica el doctor Durán, “es generar salud y apostar por una vida más saludable”.

El Gabinete Antiestrés de IKIGAI también ofrece la posibilidad de hacer un plan de ocho semanas para aprender a manejar el estrés del día a día. “Se trata de un plan absolutamente personalizado, adaptado a las características de cada persona, porque todos somos diferentes. Hay que dar a cada uno su pauta concreta para que desarrolle lo mejor de sí mismo”, añade el doctor Durán. “Debemos ser conscientes de que el estrés crónico puede causar daños en nuestra salud. Es un enemigo invisible, porque no nos damos cuenta. Por eso es crucial la prevención”, insiste el experto.

 

Compartir: